1. Prepara tu visado con anticipación

Conseguir el visado que te abrirá las puertas de Vietnam es una de las cuestiones más importantes de la planificación de tu viaje. Si eres europeo puedes estar hasta 15 días sin necesidad de visado, pero si queréis estar más tiempo necesitáis uno. En el caso de los mexicanos, por ejemplo, necesitáis visado sí o sí.

Modalidades de visado en calidad de turista:

  • Exención de visado para estancias de máximo 15 días para ciudadanos europeos.
  • eVisa – Estancia máxima 1 mes
  • Visado regular – Estancia máxima 1 o 3 meses
    • Se necesita carta de invitación de alguien que te invita al país durante este tiempo. Para conseguir la carta hay empresas fiables que a cambio de una pequeña comisión la tramitan.
    • El coste del visado
      • 25 USD para 1 o 3 meses una sola entrada
      • 50 USD para 1 o 3 meses múltiples entradas
    • El visado te lo entregan en la frontera/aeropuerto directamente, previo al control de inmigración.
  1. Es muy económico

    Vietnam es un destino muy barato, seguramente el país con los precios más bajos de todo el sureste asiático.
    Nosotros hemos hecho una media de 15 USD por persona y día, aunque seguramente habrá viajeros que puedan bajar ese gasto.

    • En este precio se incluye alojamiento, comida, transporte, ocio y entradas a los lugares de interés.

También añadir que en Vietnam se producen la mayoría de prendas de marcas famosas, así que si hay viajeros que les gusta comprar, aquí van a disfrutar como niños pequeños.

  1. Viaja ligero

Nos hemos cansado de ver personas que viajaban a Vietnam durante solamente dos semanas con mochilas de más de 60 litros llenas sin poder andar del peso que se les acumulaba en las lumbares. Eso no es práctico ni tampoco necesario.
Saber viajar con solamente lo necesario se aprende a base de viajar mucho. Los auténticos viajeros lo hacen todo lo ligeros que pueden.

Una mochila de 40 litros con un peso de 7 u 8 kilos es lo máximo que deberíamos considerar.

  1. Hay buen internet

A diferencia de otros países de la zona en Vietnam cuentan con una red de telecomunicaciones muy avanzada: hasta en el pueblo más abandonado de Vietnam tiene fibra óptica y 4G.
En ese sentido, nunca vais a sufrir.

  1. Compra una tarjeta SIM

    • Los planes de datos y llamadas para teléfonos móviles en Vietnam son un chollo.
    • Un plan mensual de 10 GB de datos + 100 minutos de llamadas nos costó 10 USD. Pasado el primer mes hicimos recargas por valor de 5 USD para mantener el plan.
    • Recomendamos comprar siempre Viettel, es la red que ofrece mejor cobertura en todo el país, especialmente en el norte.
  2. Los vietnamitas son gente muy hospitalaria

    • Al contrario de lo que habíamos estado leyendo en Internet, nos hemos encontrado con gente adorable, simpática y hospitalaria. Por si os queréis hacer una idea, en Instagram dejamos algunas historias que nos pasaron, por ejemplo ésta o ésta otra.
    • Nuestra opinión es que los vietnamitas son grandes personas; el problema son los buscavidas que hay en los lugares más turísticos (como en todos los países). La recomendación que os podemos dar es siempre evitar esos lugares masificados y las situaciones que se puedan prever. Más abajo hablaremos de ello.
  3. Viste de forma apropiada

    • Los vietnamitas adoptan un comportamiento muy occidental en las grandes ciudades, esto incluye la manera de vestir. Por el contrario, en las remotas aldeas del norte existe un código de vestimenta no escrito, el cual siempre tienes que ir de una manera más formal.
    • Para entrar en los templos SIEMPRE ir con los hombros cubiertos y las piernas cubiertas mínimo hasta las rodillas. Hemos visto muchos extranjeros saltarse esa norma y es una falta de respeto enorme hacia su cultura. Por favor, respeten y serán respetados.
  4. Dar y recibir el dinero con las dos manos

Cada vez que recibas o des dinero recuerda hacerlo con las dos manos, para ellos este gesto significa cortesía y amabilidad.

  1. Regatear como forma de vida

En la cultura vietnamita todo lo que se puede comprar se puede regatear. Y cuando decimos todo, nos referimos a todo.
Al ser extranjeros a veces intentar sacarnos hasta el último dong. No lo hacen con mala fe, simplemente esperan un comportamiento como el suyo.

Una recomendación es proponer siempre un precio del 30% del que te dice inicialmente el vendedor e ir subiendo poco a poco. Para cerrar el trato es bueno hacerlo con una encajada de manos.

  1. No señalar las cosas con el dedo

Señalar en Vietnam con el dedo está muy mal visto, así que siempre que tengáis que señalar hacia algún lugar, hacerlo con la palma de la mano abierta y los dedos juntos. Fijaros cómo lo hacen ellos.

  1. Aprende algunas palabras en vietnamita

El lenguaje vietnamita es muy difícil de pronunciar para los extranjeros debido a las difíciles tonalidades que nosotros no tenemos. Dependiendo de la tonalidad puede tener un significado u otro completamente distinto.

Además, en algunos pueblos del norte nos encontramos en que tienen su propio lenguaje/dialecto y que no entienden el vietnamita, pero nos os preocupéis, con gestos siempre uno se acaba haciendo entender.
No obstante, siempre que digas algo en su lenguaje seguido de una sonrisa, seguro que te entenderán o tratarán de hacerlo. Y sino, siempre podrás utilizar el traductor de Google en modo conversación.

Algunas de las palabras básicas:

  • Hola – Xin chao (chin chao)
  • Gracias – Cảm ơn (Gauhm uhhn)
  • Lo siento – Xin loi (Chin loy)
  • Cuál es tu nombre – Ban ten gi (ban tan zee)
  • Mi nombre es… – Toi la… (toi la)
  • Sí – Vang (vung)
  • No – Khong (kom)
  1. Cuidado con tus pertenencias

Vietnam es en general un país seguro y eso se debe en parte a su cultura y a las penas que el gobierno aplica sobre los ‘maleantes’. Aun así no está de más tener precaución de las pertenencias.

Se han registrado casos de robo de móviles, carteras y bolsos en las ciudades. En el transporte público o en los hoteles puede ser frecuente el robo de objetos de las mochilas. No hace falta obsesionarse por eso, solamente tener un poco de cuidado.

  1. Vigila con el cambio al pagar

Con tanto billete en Vietnam uno acaba loco y algunas personas locales lo utilizan para sacar provecho de ello. Vigilar siempre que os devuelvan el cambio y que sea correcto. Algunas veces puede que os intenten estafar y daros menos dinero del que os toca.

  1. La comida es deliciosa

[mks_col]

[mks_one_third]

[/mks_one_third]

[mks_two_thirds]
En efecto, Vietnam es un paraíso para los ‘foodies’.  Vamos a dar un repaso por sus platos más conocidos:[mks_tabs nav=»horizontal»]
[mks_tab_item title=»Phở«]
Sopa de fideos que los locales comen a todas horas y que está deliciosa.
[/mks_tab_item]
[mks_tab_item title=»Bánh mi«]
Bocadillos típicos vietnamitas. Muchos los consideran los más ricos del mundo.
[/mks_tab_item]
[mks_tab_item title=»Bún chả«]
Noodles con cerdo.
[/mks_tab_item]
[mks_tab_item title=»Nem«]
Rollos de primavera o spring rolls.
[/mks_tab_item]
[/mks_tabs]

[/mks_two_thirds]

[/mks_col]

  1. Come en la calle

Si queréis vivir una experiencia más local y degustar los más deliciosos platos de Vietnam sin duda tenéis que comer en la calle. No hacerlo sería perderse parte de su cultura.
El mejor Pho que hemos probado ha sido comiendo en la calle, ¡y por menos de 1 USD!

Y es que además de ser lo más auténtico, es a su vez, la forma de comer más barata. Eso sí, intentar ir en los puestos donde haya más gente local comiendo, así evitaremos más de una diarrea. Si no estamos seguros del lugar entonces mejor movernos a otro lado.

  1. El perro se come como cualquier otro animal

Aunque esta práctica de comer perro se ve mucho más en el norte del país que en el sur, no estás exento de que tal vez en algún lugar te toque verla y por lo tanto respetarla. Si bien el comer perro no está bien visto en occidente, para los vietnamitas es algo normal.

  1. No bebas agua del grifo

Esta es una de las reglas más fundamentales para viajar a países en vías de desarrollo: el agua del grifo no es potable y acostumbra a estar contaminada. Vietnam no se salva para nada de este problema y una de las causas más frecuentes de los dolores estomacales de los viajeros tiene algo que ver con este punto.
Consejos:

  • Tomar siempre agua embotellada
  • Evitar lo máximo posible el hielo en las bebidas
  • Evitar comer fruta que no esté pelada ni lavada correctamente
  • Evitar comer las verduras frescas, éstas deberán estar cocinadas: hervidas o fritas.
  1. El clima puede variar mucho

El clima de Vietnam es tropical, y por lo tanto en general es húmedo y caluroso.
El país se puede dividir en tres zonas, las cuales tienen un clima completamente distinto:

  • Norte: Inviernos fríos y húmedos, veranos calurosos y secos. En la parte más norte del país, frontera con China, puede tener inviernos especialmente fríos -septiembre a noviembre-.
  • Centro:  Calor seco entre enero y agosto.
  • Sur: Clima muy tropical con solamente dos estaciones: seca y húmeda. El mejor momento para ir es desde diciembre a abril
  1. Saber cómo moverse

Sin duda la mejor manera de moverse es comprando una moto, la libertad de moverte cuando quieras y a donde quieras es lo mejor que puedes experimentar mientras viajas.
Entendemos que no todo el mundo se atreve a hacerlo, así que os dejamos con unas recomendaciones en caso de finalmente no compréis moto.

  • Cortas distancias
    • [mks_icon icon=»fa-motorcycle» color=»#70c3b7″ type=»fa»]  Mototaxi: La maneras más rápida y económica de moverse en las ciudades. Ideal para personas que viajan solas. Es baratísimo y muy divertido. Te sentirás como un auténtico local.
    • [mks_icon icon=»fa-taxi» color=»#70c3b7″ type=»fa»]  Taxi: El servicio de taxis ha mejorado bastante con los años, lo que antes era un nido de timos ahora se ha convertido en un servicio más profesional. Recomendamos mirar el Google Maps durante la ruta para verificar que el conductor va en dirección correcta.
      Siempre pedir que pongan el taxímetro, nunca pactar el precio con anterioridad.
      Los precios son muy económicos. Más recomendable cuando se viaja en pareja o grupo.
    • [mks_icon icon=»fa-car» color=»#70c3b7″ type=»fa»]  Grab: Aplicación asiática que compró a Uber en este territorio. Muy recomendable usarla, aunque se tiene que tener un poco de paciencia. Muy buenos precios y mucho más confiable que un taxi/mototaxi de la calle. Cero timos, cero problemas. Pagas lo que señala previamente la aplicación.
    • [mks_icon icon=»fa-bus» color=»#70c3b7″ type=»fa»]  Bus: los buses urbanos acostumbran a ser muy económicos a la vez que incómodos, calurosos y lentos.
  • Largas distancias
    • [mks_icon icon=»fa-bus» color=»#70c3b7″ type=»fa»]  Bus: La forma más popular para moverse por Vietnam. Acostumbran a ser la opción más económica para largas distancias. Hay algunos buses nocturnos realmente cómodos, aunque el estado de las carreteras y el estilo de conducción harán que sea imposible dormir.
    • [mks_icon icon=»fa-subway» color=»#70c3b7″ type=»fa»]  Tren: En Vietnam esta es la opción más lenta, anticuada, cara y a veces sucia para viajar por tierra. Si no tienes prisa y quieres vivir la experiencia está bien.
    • [mks_icon icon=»fa-fighter-jet» color=»#70c3b7″ type=»fa»]  Avión: Sin duda la opción más rápida y confortable para viajar. Para personas que tengan poco tiempo para visitar el país puede ser una buena opción para moverse por grandes distancias de forma rápida. Pensar por eso que a muchos lugares solamente se puede llegar por tierra.
      Hay líneas lowcost (VietJet, Jetstar, AirAsia) que por pocos dólares te permiten volar.
  1. Las distancias son muy grandes

El país es realmente enorme en extensión, y si a ello le sumas el mal estado de algunas carreteras (sobretodo en el norte), hace que en ocasiones se tarde muchas horas en ir de un punto a otro.
Planificar bien la ruta si tenéis poco tiempo. En caso de tener mucho tiempo (como nosotros), podéis explorar y perderos por este enorme y maravilloso país.

  1. El tráfico es una locura


De verdad, el tráfico es de locos. Los semáforos no sirven de nada y las reglas no se cumplen. Como occidental esto puede chocar mucho al principio, pero uno se acostumbra y acaba entendiendo y moviéndose como ellos en su caos perfecto.

Importante: Para cruzar la calle hacerlo con precaución pero a la vez sin miedo; las motos y coches te irán evitando; la única norma es nunca andar hacia atrás.

  1. Evita el turismo masificado y los tours

Si evitáis los tours y miráis de hacerlo por vuestra cuenta os saldrá mucho más económico, podréis ir a vuestro ritmo y además os podréis alejar del rebaño de masas.

El turismo masificado solamente se traduce en cosas malas para estos lugares: suciedad, fiestas, jóvenes borrachos faltando al respeto a la gente local, no poder visitar ni disfrutar los lugares tranquilamente, buscavidas y timos, millones de toneladas de cemento en lugares idílicos en forma de hoteles que se cargan el entorno.
A parte de eso, vas a Vietnam a conocer la cultura del país y vivir una experiencia local, no a comer comida occidental y estar rodeado de occidentales. Sales de casa para salir de tu zona de confort, no para encontrarla mientras viajas.
Vietnam por suerte es mucho más que Halong, Sapa y Hue: hay rincones inexplorados, con una gente y unos paisajes brutales. La mala noticia para muchos es que no están tan desarrollados y acceder muchas veces supone ir por nuestra cuenta en moto propia o en buses locales haciendo millones de horas. Eso sí, al final del camino uno encuentra la recompensa.
Recomendamos leer nuestra guía alternativa para ir de Hanói a Sapa en moto.

  1. Te van a pedir el pasaporte en el hotel

Los hoteles tienen la costumbre de pedir el pasaporte como depósito mientras te alojas. Así ellos tienen una forma de chantaje por si haces algún destrozo en la habitación o por si no pagas. Lo recomendable es dejar una fotocopia del pasaporte, guardar bien el original y decir que estás extendiendo el visado y el pasaporte está en Hanói.
De todas maneras si dejas el pasaporte no tiene porqué pasar nada, siempre y cuando no hagas ningún “desmadre”.

  1. El norte de Vietnam es impresionante

Las formaciones kársticas, las tribus de la montaña, la hospitalidad de su gente y la belleza extrema de sus paisajes hace del norte un lugar imperdible. Sin duda nuestra región favorita (excepto la sobrevalorada Sapa) de todo Vietnam.

Si nos tuviéramos que quedar con algún lugar de Vietnam sería un pueblito ubicado en el norte del país llamado Mai Chau.
A parte de este lugar hay infinidad de pueblos y rincones con una vibra mística que los hacen únicos: las terrazas de arroz de la reserva natural de Phu Luong y Mu Cang Chai, los ríos de agua azul, cascadas y cuevas de la provincia de Cao Bang, la comida exquisita de Nghia Lo, las formaciones marcianas de la provincia de Ha Giang, los mercados de la provincia de Bac Ha
Visita el norte, explóralo con ganas y os aseguramos que os vais a enamorar.

Importante: las fotos anunciando Sapa y Ha Giang en las agencias y guías turísticas en verdad no son de estos lugares sino de las brutales terrazas de arroz de Mu Cang Chai.

  1. La Ciudad de Ho Chi Minh tiene mucho que ofrecer

Esta ciudad es el motor económico de Vietnam y sin duda es un lugar para perderse y disfrutarlo. Nosotros estuvimos un mes viviendo en Saigón y nos dio mucha lástima el día en que nos tuvimos que despedir de la urbe. Un lugar en el que sin duda hicimos buenos amigos. Muchos extranjeros viven en esta hermosa y moderna ciudad en las que se sienten como en casa.

Esta megalópolis es la que realmente parece la capital de Vietnam y no Hanói. Perdieron la guerra y por esa simple razón no son capital. Su gente es mucho más educada, civilizada, sociable y simpática que los habitantes de Hanói.

Una recomendación al visitar la ciudad es evitar estar en Bui Vien. Ho Chi Minh City tiene muchísimas más cosas que ofrecer que hamburguesas, turistas y borracheras.

3 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here